18 de julio de 2024

JOVEN PROMESA DEL KICKBOXING CHILENO, ASEGURA LUGAR EN MUNDIAL DE ALICANTE, ESPAÑA

There is a Mobile Optimized version of this page (AMP). Open Mobile Version.

En medio de un panorama desafiante marcado por la pandemia mundial, emerge la historia de Armando Riquelme, un joven talento chileno que comenzó su viaje en el mundo del kickboxing en el año 2022, a la temprana edad de 15 años. Hoy, con 17 años, Armando se ha transformado en un ejemplo de dedicación y esfuerzo, destacándose en la escena nacional e internacional de este deporte.

Desde sus primeros pasos, Armando y su entrenado Luis Jara enfrentaron múltiples obstáculos. La incertidumbre y los desafíos inherentes a una sociedad en recuperación de la pandemia fueron difíciles de sortear. Sin embargo, con determinación y pasión por el kickboxing, fueron armando un camino hacia el éxito.

El objetivo estaba claro: competir en la Copa Chile de Kickboxing, una prestigiosa competencia que se llevó a cabo en Santiago este año. Esta competición no solo representaba un desafío en sí misma, sino que además otorgaba la oportunidad de clasificar para el Mundial de Kickboxing que se celebrará en Alicante, España, el 16 de noviembre de 2024.

El camino hacia el Mundial no es fácil. Solo el 50% de los cupos se otorgan en la Copa Chile. La otra mitad debe ser asegurada compitiendo en la Liga Nacional de Kickboxing W.K.F. Armando se enfrentó a esta tarea con determinación y coraje, sabiendo que cada paso lo acercaba más a su sueño.

El pasado sábado, en la ciudad de Chillán, Armando Riquelme participó en una competencia crucial. Su desempeño fue sobresaliente, logrando la victoria y asegurando el primer lugar en su categoría juvenil, hasta 70 kilos, en la modalidad de kick light. Este logro no solo fue una victoria personal, sino que también para el Club KO centro (Psje Esmeralda 689) en donde lo han visto crecer como persona y deportista con la obtención del tan ansiado cupo para el Mundial de Kickboxing.

Es así como Armando fue rápidamente convocado para integrar la selección nacional de kickboxing. Su nombre se ha convertido en sinónimo de dedicación, perseverancia y talento, inspirando a otros jóvenes a seguir sus pasos y perseguir sus sueños con fervor.

Con el Mundial en el horizonte, Armando se prepara para representar a Chile con orgullo y determinación en la escena internacional del kickboxing. Su historia es un recordatorio de que, con pasión y trabajo arduo, no hay límites para lo que se puede lograr.

About The Author